fbpx

RECOMENDACION ABOGADOS UNIPROMEL ( I )

Estimado socio de Unipromel: Como sabes, antes del inicio de la crisis sanitaria en la que nos encontramos, UNIPROMEL tenía previsto interponer diversas reclamaciones judiciales contra Compañías Aseguradoras y Grupos Hospitalarios, a las que haré referencia más adelante en este escrito. Demandas que quedaron pospuestas con el Estado de Alarma. La problemática actual por la que atravesáis nos ha hecho centrarnos en la búsqueda de soluciones extrajudiciales y, en su caso, judiciales, destinadas a paliar la merma de ingresos que estáis padeciendo y que continuará hasta que la crisis sanitaria sea superada en términos tales que se pueda concluir que se ha vuelto a la normalidad en lo que a vuestro ejercicio profesional se refiere.

NEGOCIACION EXTRAJUDICIAL CON MOTIVO DE LA CRISIS SANITARIA En cuanto a la crisis del COVID-19 se refiere hemos reclamado al MINISTERIO DE SANIDAD, ALIANZA DE LA SANIDAD PRIVADA ESPAÑOLA (ASPE) ; UNIÓN ESPAÑOLA DE ENTIDADES ASEGURADORAS Y REASEGURADORAS (UNESPA); y a las cinco COMPAÑIAS ASEGURADORAS líderes del mercado, la constitución urgente de una mesa de negociación con el fin de suscribir un pacto en el sector cuyo objeto sea acordar un reparto equitativo entre los tres principales agentes del mercado sanitario privado de los costes que esta crisis sanitaria está provocando, y de evitar el cese masivo de la actividad de los médicos de ejercicio privado, y la viabilidad del sector asegurador en lo que a la prestación de servicios médicos a los beneficiarios de las pólizas de salud se refiere.

Las Compañías Aseguradoras se niegan a sentarse a negociar y alcanzar un pacto colectivo. UNIPROMEL no cesará en exigir un pacto sectorial, puesto que es necesario implementar medidas urgentes y, en especial, porque la negociación individual entre Aseguradora y Médico Autónomo está totalmente desequilibrada y tiene como única finalidad el garantizarse la imposición al médico de las “soluciones” que le interesen a la Aseguradora. Lo anterior es lo que nos ha llevado a un modelo que ha expulsado al médico como agente decisorio en el mercado, y la introducción de un intermediario no deseado.

Por lo tanto, es conveniente no negociar individualmente con las Aseguradoras y Grupos Hospitalarios, y en caso de hacerlo es aconsejable estar asesorado.

ACCIONES JUDICIALES CON MOTIVO DE LA CRISIS SANITARIA En paralelo y si, como se presume, las Aseguradoras persisten en su negativa a colaborar y ayudar, de verdad, a los médicos que forman parte de sus Cuadros Médicos, serán interpuestas reclamaciones judiciales con el fin de que por la vía judicial se corrija el grave desequilibrio sobrevenido en las obligaciones contractuales de las partes, que debe ser equilibrado durante todo este período de crisis sanitaria, cesando, de inmediato, el enriquecimiento injusto de las Aseguradoras con cobertura en el sector sanitario privado, que continúan cobrando las primas del seguro médico privado a sus múltiples asegurados y se ahorran los honorarios de los profesionales que integran su cuadro médico, a pesar de que son estos profesionales quienes están “al pie del cañón” y en “primera línea de fuego” y que hacen posible que las Compañías Aseguradoras con cobertura en el sector sanitario privado puedan seguir atendiendo y cumpliendo las obligaciones contraídas con sus asegurados, de igual forma que los Grupos Hospitalarios y Clínicas Privadas en lo que a los servicios hospitalarios se refiere.

Además, una vez cese el Estado de Alarma debe presumirse que la actividad no volverá a recuperar el volumen de atención a pacientes con motivo de la normativa que deberá ser aprobada por el Gobierno, y las consiguientes medidas de seguridad que se deberán implementar con el fin de evitar que se produzcan contagios del Covid-19. Es más, se tendrá que incurrir en costes con motivo de la inversión en EPI’s, desinfección etc. Por los mismos motivos, en caso de que las Aseguradoras no contribuyan a sufragar la bajada de facturación de los médicos y el incremento de los costes de su actividad, se reclamará con el fin de que las obligaciones contractuales de las partes se corrijan también durante este periodo y hasta la normalización total de la situación.

Dicho todo lo anterior, con el fin de poder reivindicar todo ello, es preciso que recabes toda la documentación necesaria para, llegado el momento, exigir en tu nombre lo que estamos reclamando para todos los socios de UNIPROMEL. A título enunciativo que no exhaustivo, se trataría de facturas previas a la crisis sanitaria que acrediten la media de ingresos que venías percibiendo por cada Aseguradora y/o Clínica o Centro Hospitalario (intermediario), todos los gastos en los que incurras por tu actividad (arrendamiento de clínica, personal contratado, EPI’s, etc.), así como los actos médicos prestados y la facturación generada y que generarás durante todo este periodo al que he hecho referencia. Además, pongo en tu conocimiento que la posibilidad de exigir la corrección del desequilibrio contractual afecta también a los contratos de arrendamiento por uso de consulta, por lo que es muy posible que tengas derecho a dirigirte a tu arrendador y solicitarle una exoneración total o parcial del pago de la renta hasta que finalice el Estado de Alarma y puedas hacer uso de tu consulta. A tal fin, se debería remitir un requerimiento extrajudicial y en caso de negativa se podrán iniciar también las acciones judiciales que sean pertinentes.

A. Godoy.

Lex World Aboagados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba